A pesar de las reformas Cuba sigue siendo un Estado represor

Integrantes del movimiento “Damas de Blanco” son detenidas por agentes policiales

A pesar de la reforma de la Ley de Migración, en Cuba se sigue restringiendo la libertad de expresión, asociación y reunión, y sigue habiendo presos de conciencia

Amnistía Internacional acoge con satisfacción muchas de las recomendaciones formuladas a Cuba. Aunque un gran número de Estados participaron en el examen, sólo algunos de ellos expresaron su preocupación ante el hecho de que continúen negándose los derechos civiles y políticos fundamentales en el país, como ya sucedió durante el primer examen periódico universal de Cuba.

Amnistía Internacional lamenta que Cuba haya rechazado las recomendaciones destinadas a mejorar el respeto del derecho a la libertad de expresión, asociación y reunión. Aunque considera que la reforma de Ley de Migración, que entró en vigor en enero de 2013, es una medida positiva, que ha facilitado los viajes al extranjero de los ciudadanos cubanos, incluidos los defensores y defensoras de los derechos humanos y las personas críticas con el gobierno, la organización comparte los motivos de preocupación, expresados durante el examen, de que manifestantes pacíficos, periodistas independientes y activistas de derechos humanos sigan siendo objeto de forma habitual de hostigamiento, detención y condena judicial por ejercer su derecho a la libertad de expresión, asociación y reunión. Amnistía Internacional rebate las afirmaciones formuladas por Cuba durante el periodo de sesiones del Grupo de Trabajo en el sentido de que los jueces cubanos son independientes, que la libertad de prensa está garantizada y que la detención arbitraria no se practica. La organización ha documentado muchos casos que cuestionan con firmeza estas afirmaciones.

La organización lamenta asimismo el rechazo por parte de Cuba de las recomendaciones relativas a revocar o enmendar la legislación que penaliza el ejercicio legítimo de la libertad de expresión, asociación y reunión, como el artículo 72 del Código Penal (“peligrosidad”) y otras disposiciones legales que vulneran el derecho internacional de los derechos humanos. Es decepcionante asimismo que Cuba no haya sido capaz de acceder a poner en libertad a los presos recluidos únicamente por el ejercicio de su derecho a la libertad de expresión, reunión y asociación.

Image

Disidente cubano es detenido durante una protestas pacífica

Otras recomendaciones relacionadas con la mejora del respeto de los derechos civiles y políticos se inscriben en la categoría de recomendaciones de las que Cuba ha “tomado nota” y que considera que se están abordando o que seguirán examinándose. Entre éstas figuran las recomendaciones que piden garantías judiciales plenas y juicios justos, de acuerdo con las normas internacionales de derechos humanos. Cuba pasa a afirmar que tiene institucionalizado un sistema de tribunales independientes y que su legislación garantiza audiencias imparciales y justas y plenas garantías para los acusados. Sin embargo, esto se contradice claramente con el hecho de que en Cuba sigan celebrándose juicios que no se ajustan a las normas internacionales en materia de imparcialidad y garantías.

Amnistía Internacional considera decepcionante que Cuba se sienta incapaz de ratificar instrumentos de derechos humanos fundamentales, como el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (PIDCP) y el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (PIDESC), firmados por Cuba en marzo de 2008.

Fuente: Nota de Prensa  Amnistía Internacional

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s